La eterna incompetencia

Sobre cualquier organización estructurada en jerarquías circula una teoría desde los años sesenta: la de que todos nos esforzamos en ascender hasta alcanzar nuestro “nivel de incompetencia”. La ocurrente expresión la patentó el psicólogo canadiense Laurence J. Peter (1920-1990), convencido de la siguiente catástrofe: “Con el tiempo todo puesto en una organización tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones”. 

Pongamos por caso el ejemplo de un buen maestro ascendido a jefe de departamento y, después, a subdirector del Colegio, demostrando competencia en todos estos puestos, motivo por el que no consigue evitar que le nombren director. Al ejercer su nuevo cargo empieza a tener problemas con el Consejo escolar, con quien no había tratado directamente, y con el inspector, ante el que va cayendo en desgracia, perjudicando al Colegio con su gestión. Se dice entonces que ya ha alcanzado su “nivel de incompetencia”.

Hasta aquí, el principio de Peter mantiene su coherencia, pero a mi juicio se cae cuando se aplica a la política, donde el proceso se pervierte.

Si un concejal es competente no ascenderá: seguramente acabará hundido por sus propios correligionarios de partido. Pero si hace el burro llegará probablemente a alcalde en las siguientes elecciones. Desde la alcaldía podrá utilizar su mayoría para elevar el déficit municipal, mantener las calles sucias y consentir contratas sospechosas, lo que facilitará su progresión hacia un puesto de consejero o presidente autonómico.

Bastará seguir trabajando con su probada incompetencia para llegar a ministro.

Y como la vida sigue es muy probable que, poco después, al presidente del gobierno que le ha nombrado le entre cada vez que repase su lista de ministros la misma preocupación que al general Wellington cuando examinó la relación de oficiales que le asignaron para acompañarle en una campaña militar

—Sólo espero –dijo– que el enemigo tiemble tanto como yo cuando lea esta lista.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: