La transparencia es una práctica del IAC Juan Gil-Albert

ArteCasaBardinLa constitución del nuevo equipo del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, de la Diputación de Alicante, el pasado mes de octubre nos ha brindado la oportunidad de mejorar algunas actividades, ofreciéndolas con transparencia a la sociedad. Una de ellas es la convocatoria del concurso público Arte en la Casa Bardín para seleccionar las exposiciones de su sede. Por primera vez en el organismo, los artistas, comisarios o críticos de Alicante y su provincia van a tener la oportunidad de presentar sus proyectos en igualdad –esta actividad no se regulaba por convocatoria pública–, dejando como criterio de selección la calidad.

Todo un avance. Este carácter abierto de la cultura es uno de los elementos indispensables de regeneración en la que deben estar comprometidos los protagonistas institucionales, sociales e individuales. Por ello es imprescindible que los responsables de las instituciones públicas culturales defiendan a los ciudadanos de los intentos de ocuparlas o manejarlas para satisfacer intereses personales y corporativistas, combatiendo cualquier presión. El mundo del arte, por ejemplo, es tan amplio que está compuesto por distintas organizaciones y también por muchas personas que no forman parte de ellas. Por eso nadie representa a todos, nadie es la voz de todos. No existe una interlocución única, la pluralidad se impone.

Para llevar a cabo este propósito de transparencia, apertura e imparcialidad en la parcela del arte -una de las disciplinas en las que participa el IAC Juan Gil-Albert como centro cultural centrado en todas las Humanidades y Ciencias Sociales-, se cuenta con una estructura de gran calidad intelectual y artística en su departamento de Arte y Comunicación Visual, dirigido por Juana María Balsalobre, doctora en Historia del Arte con Premio Extraordinario y especialista universitaria en Museología de Arte Contemporáneo, profesora de la UNED en Elche donde imparte varias asignaturas (Historia del Arte, Arte y Poder, Historia del Arte Contemporáneo o Últimas tendencias del Arte, entre otras), miembro de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (AVCA) de la que ha sido vicepresidenta, avalada por una larga trayectoria investigadora y su bibliografía.

Susana Guerrero, subdirectora del departamento, es otro de los nombres respetados del panorama artístico. Doctora en Bellas Artes, combina la docencia como profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Miguel Hernández (UMH) con una carrera artística de gran originalidad, muy valorada por la crítica. Su formación mediante estancias en diversos países –Italia, Alemania, Grecia, México– le ha proporcionado una visión muy extensiva del arte que se traduce en su obra.

La Junta Rectora del IAC Juan Gil-Albert nombró recientemente una Comisión asesora de Arte. Aunque se trata de un órgano que no existe en sus estatutos reformados el 25 de mayo de 2015, sí se optó por la conveniencia de nombrar este comité de expertos para enriquecer el trabajo de la institución. En la citada Comisión están representados distintos perfiles, ya que el departamento realiza actividades sobre arte contemporáneo, arte clásico y patrimonio. En esta Comisión figuran artistas, críticos, técnicos y docentes universitarios. Los puntos de vista de la creación, investigación, crítica, comisariado y didáctica del arte están representados.

Presidida por la directora del departamento, forman parte de ella siete miembros más: Emilio Roselló, artista de fotografía, doctor y profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UMH, miembro de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación; Luisa Pastor Mirambell, artista que acaba de presentar con éxito su tesis doctoral en la Facultad de Bellas Artes de la UMH y vocal de la junta directiva de la AVCA; Isaac Montoya, artista y licenciado en Bellas Artes, presidente de ACOA (Artistas Contemporáneos Alicante), asociación que actúa en el mismo espacio territorial que el IAC Juan Gil-Albert; José Piqueras, diseñador gráfico que ha sido además profesor de Publicidad y Arte contemporáneo en la Universidad de Alicante y catedrático de Dibujo de enseñanza secundaria; Remedios Navarro Mondéjar, Técnico Superior del Museo de la Universidad de Alicante (MUA), licenciada en Historia del Arte; Jesús Zuazo, pintor, escultor y fotógrafo, licenciado en Bellas Artes;  y la también artista Elena Aguilera Cirugeda, que estudió en la Facultad de Bellas Artes de San Fernando.

Los criterios profesionales están salvados. Las instituciones culturales deben dotarse de especialistas en aquellos organigramas directivos y comisiones asesoras que no son ejercidos por funcionarios. Así es como se hace en el IAC Juan Gil-Albert, atendido por profesionales de la sociedad cultural que no dependen de la permanencia en su puesto público, que no dependen para entendernos -ni económicamente ni en su protagonismo personal- de estar o no estar en una institución. No es una cuestión banal, es una opción que garantiza la independencia. La capacidad y la aptitud es la que prima, no el afán de colocarse o mantenerse por no haber encontrado un espacio profesional satisfactorio en la sociedad.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. La transparencia es una práctica del IAC Juan Gil-Albert | Aquí Aponaíco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: