Inmersiones de un traductor de Shakespeare

Hamlet DelacroixUn traductor tiene que ser siempre literal. Así lo dijo el escritor ilicitano Vicente Molina Foix en Alicante, en el ciclo “Inmersiones en textos de Shakespeare y Cervantes” organizado por el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert. Pero el mundo de la traducción es caprichoso. Hay un momento inaugural de las traducciones de Hamlet al castellano directamente desde el inglés. Fue a fines del siglo XVIII, cuando Moratín atribuyó al príncipe de Dinamarca aquello de “existir o no existir, esa es la cuestión”. Desde entonces se han leído soluciones dispares al arranque del monólogo más conocido de la literatura occidental: “Ser o no ser, he aquí la grande duda” (Blanco White); “Ser o no ser, he aquí el problema” (Astrana Marín), “Ser o no ser… ¡es la cuestión!” (Pemán),  “Ser o no ser, de eso se trata, en suma” (Madariaga),  “Ser, o no ser, tal es la cuestión” (Buero Vallejo), “Ser, o no ser… ¡he ahí el dilema!” (Instituto Shakespeare), “Ser o no ser, de eso se trata” (Tomás Segovia).

No son las únicas. La diversidad se ha dado incluso en un mismo traductor. En el siglo XIX, el gibraltareño Guillermo Macpherson iba corrigiendo la frase en cada nueva edición: “Ser o dejar de ser, he aquí el problema”, “Ser o no ser, que la cuestión es ésta”, “Ser o no ser, la alternativa es esa”. Lo curioso es que, con todos estos antecedentes sin que nadie rasgara sus vestiduras, Molina Foix propuso “ser o no ser, esa es la opción” y tuvo que explicarlo en prensa.

Vicente Molina Foix rec

Vicente Molina Foix

Con su traducción atendió un encargo del Centro Dramático Nacional. Bajo la dirección de José Carlos Plaza, su versión se estrenó en 1989 en el Teatro María Guerrero con José Luis Gómez como Hamlet y un reparto que incluía a Ana Belén, Berta Riaza, Alberto Closas, Rafael Alonso y Toni Cantó, entre otros. Con este montaje ocurrió algo extraño en teatro: aunque duraba cuatro horas, el público respondió en taquilla y hubo reventa de entradas.

Además de Hamlet, Molina Foix ha traducido El rey Lear y El mercader de Venecia. Hamlet fue publicado por el Centro Dramático Nacional, pero la edición está hoy agotada. Sí están accesibles las otras dos versiones, incluidas en las Obras completas en cinco tomos que ha reeditado Penguin en rústica. Molina Foix sigue esa tradición de escritores que traducen al dramaturgo británico: Jacinto Benavente, Luis Cernuda o los citados Moratín y Buero Vallejo en castellano, Terenci Moix en catalán, Álvaro Cunqueiro en gallego. Shakespeare siempre atrae.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

“Immersions d’un traductor de Shakespeare”, de José Ferrándiz Lozano (suplemento cultural “Arts” del diario El Mundo, 26-5-2016)

 

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: