Isabel Tortajada, la actriz del Teatro Talía

tortajada

Isabel Tortajada, caracterizada de Desdémona en Otelo

La historia del Teatro Talía de Valencia tiene un capítulo notable que se define con un nombre: el de Isabel Tortajada, recientemente fallecida a los ochenta y seis años. Su experiencia sobre el escenario en los años cincuenta, sesenta, setenta y primeros ochenta ilustra el compromiso con el teatro aficionado de una época, cuando la compañía del Talía preparaba prácticamente una obra diferente para cada fin de semana de la temporada. Muy pocas, en realidad, permanecieron en cartel dos fines de semana: la oferta se basaba en la variedad de repertorio. Y aún hay más: algunas obras se ensayaban y preparaban para una función única.

Isabel Tortajada fue Desdémona en Otelo, Laurencia en Fuenteovejuna, Isabel en El alcalde de Zalamea, Silvia en Los intereses creados, Doña Inés de Ulloa en Don Juan Tenorio, Medea en la versión de Séneca adaptada por Gil Albors, Mariana Pineda y Yerma en las obras homónimas de García Lorca, la madre en Bodas de sangre, Paula en Tres sombreros de copa… La lista es tan larga que registra más de setecientos personajes interpretados, muchos de ellos concebidos también por los autores de moda en la escena española de su tiempo: Tono, Casona, Salom, Paso, entre otros.

Afortunadamente su legado no se ha perdido del todo porque un libro publicado el año pasado, El Teatro Talía. Un escenario para Isabel Tortajada del recordado Josep Lluis Sirera y Remei Miralles (Episkenion), finalista en la modalidad de ensayo de los Premios de la Crítica Valenciana de 2016, dejó memoria de su itinerario, sirviéndose de sus testimonios, de su archivo y de la búsqueda en la prensa local. Sorprende en estas páginas la relación de todas las funciones del Teatro Talía desde 1954 a 1984, con detalle de su fecha, título de cada obra, su autor y papel interpretado, en su caso, por Isabel Tortajada.

Casada con Antonio Iranzo –un histórico de la escena con presencia en el mítico Estudio 1 de TVE y en repartos de grandes títulos clásicos–, la actriz valenciana sólo tuvo un paso fugaz por el teatro profesional en Madrid a fines de los cincuenta. Incluso aprovechando su voz, como primera mujer locutora de Radio Nacional en Valencia, tuvo incursiones en la grabación de cuentos infantiles de la discográfica Fonópolis y como dobladora de la primera versión en España de La Dama y el vagabundo.

El libro de Sirera y Miralles es, sin duda, una invitación a la nostalgia para aquellas generaciones, ya mayores, que asistieron a alguna sesión del Teatro Talía con la actriz como protagonista, pero al mismo tiempo es un descubrimiento de su figura a las generaciones posteriores.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

“Isabel Tortajada, l’actriu del Teatre Talia”, de José Ferrándiz Lozano (suplemento cultural “Arts” del diario El Mundo, 15-7-2016).

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: