Todo lo que gira en torno al Quijote

expo-cervantes-camEl director del diario El Imparcial en 1905 era José Ortega Munilla, padre de José Ortega y Gasset. Un día invitó a casa al nuevo colaborador Azorín para encargarle una misión periodística: seguir la ruta de Don Quijote por La Mancha y contarla a los lectores de la cabecera. Por aquellos días, muchos creían todavía que Argamasilla de Alba era el lugar de La Mancha del que Cervantes no quería acordarse, teoría ya cuestionada a principios de siglo. No obstante, Ortega Munilla le pidió a Azorín que comenzara su itinerario por esta población. Nos ha quedado una imagen literaria de la visita, narrada por el escritor. La que nos hace imaginar al director entregándole una pequeña pistola al redactor, advirtiendo de los peligros del viaje. Ahí tiene usted, le dijo, “por lo que pueda tronar”.

La escena es sólo un ejemplo de las innumerables ocasiones en las que El Quijote ha traspasado su condición de novela y se ha convertido en una fuente de cultura adicional y también de consumo. Una fuente que ha generado artículos de prensa, arte, cine, televisión, turismo, gastronomía, marketing alimentario –recordemos la colección de cromos del pintor Segrelles distribuida con una marca de chocolate– e incluso más literatura con novelas, teatro, poemas y ensayos que han prolongado la vida de sus personajes. Es imposible censar y catalogar todas las acciones y objetos motivados por la obra de Cervantes.

Pero esa variedad de cultura adicional es la que mantiene uno de los mundos apasionantes del Quijote: el del coleccionismo. En Alicante se acaba de inaugurar la exposición “En torno al Quijote. Un clásico contemporáneo”, que se muestra en la sala de la Fundación Caja Mediterráneo hasta el 13 de noviembre, coordinada por los comisarios José Payá y Carmen Velasco. Por una parte son los fondos de un coleccionista privado, Luis Galera, y por otra los procedentes de los legados que conserva la Fundación junto a los de uno de sus centros de referencia, la Casa Museo Azorín –el escritor de Monóvar era un gran cervantista–, los que dotan los contenidos de esta muestra que invita a recorrer las posibilidades del universo.

Ediciones del Quijote, ilustraciones, alguna bacía de barbero, partituras –atención merece la composición “Don Quijote velando las armas” del alicantino Óscar Esplá–, esculturas y otros elementos comparecen para recordarnos que Cervantes es un autor de siempre y para siempre. Otra cosa es que se le lea. ¿Leído actualmente? No lo sé. Cervantes es un clásico, y ya sabemos lo que decía Chesterton: un clásico es un autor al que se le puede elogiar sin haberlo leído.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

“Tot el que gira entorn al Quixot”, de José Ferrándiz Lozano (suplement cultural “Arts” del diari El Mundo, 29-9-2016).

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: