¿Quién recuerda a Joaquín Dicenta?

dicenta-rec

Joaquín Dicenta (1862-1917)

Desde 1895 en que se estrenó Juan José en el Teatro de la Comedia de Madrid a la guerra civil, esta obra de Joaquín Dicenta era la más representada en los escenarios españoles, después de Don Juan Tenorio. Su fama era indudable y el dinero que le reportó esta historia de celos que enfrentaba a dos personajes de distintas clases sociales enamorados de una misma mujer –el jornalero que da título a la obra y su capataz– le permitió vivir con mayor disponibilidad económica gracias a que no aceptó, durante un descanso el día del estreno, una oferta para comprarle los derechos. De hecho, Joaquín Dicenta acabaría siendo un defensor de la propiedad intelectual como uno de los fundadores de la Sociedad de Autores, que llegó a presidir. Su apellido perdura, al ser el origen de una saga familiar muy conocida en teatro con sus hijos Manuel y Joaquín jr., sus nietos Jacobo y Daniel, padre éste de Natalia Dicenta.

Pero Joaquín Dicenta pasó. El clamor con el que la izquierda política acogía las representaciones de Juan José –más que una historia de celos, se veía en el infortunio y venganza del protagonista un símbolo de rebelión social– también quedó atrás. Su biografía no es ningún descubrimiento. Aparte de ser conocida en la época, está más que contada desde que el profesor Jaime Mas publicó el libro Vida, teatro y mito de Joaquín Dicenta en 1978, editado por el Instituto de Estudios Alicantinos, actual IAC Juan Gil-Albert, y la introducción a la edición de Juan José que difunde Cátedra desde 1982.

Dicenta nació en Calatayud en 1862 por casualidad, cuando su padre, militar, viajaba desde Alicante a Vitoria con su esposa a tomar posesión de un nuevo destino. Herido poco después, el padre fue dado de baja. Con nueve años, Dicenta regresó a Alicante y estudió segunda enseñanza con compañeros como Carlos Arniches y Rafael Altamira. Instalado en Madrid para realizar estudios universitarios, acabó bohemio y malviviendo del periodismo hasta su éxito como autor teatral. Con fama de pendenciero tabernario, mujeriego, dado a los excesos de la vida y con la leyenda negra de haber dejado a su mujer un día en que salió de casa y no volvió, regresó enfermo a Alicante a sus 54 años y murió al año siguiente: el 21 de febrero de 1917, un acontecimiento del que se cumplirá su centenario próximamente. En esta ciudad, donde está enterrado, se solía representar Juan José todos los 1 de mayo y tuvo una plaza a su nombre.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

Artículo original: “Qui recorda Joaquín Dicenta?”, de José Ferrándiz Lozano (suplemento cultural “Arts” del diario El Mundo, 9-12-2016).

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: