Teatro grecolatino en la cantera

Alcestis en Pinoso

“Alcestis” en una cantera de Pinoso

Una cantera en el Monte Coto de Pinoso. Una cantera restaurada y protegida -que convive con otras actualmente en explotación pera extraer mármol- sirve para convocar a las divinidades grecolatinas en su dialéctica con los humanos. Ante el corte vertical de piedra que sustituye al frente escénico de los antiguos teatros griegos y romanos, y con el único efecto de una puerta sobre una superficie que hace de proscenio natural, actores y actrices recrean en julio esas obras de siempre.

Es el Festival de Teatro Clásico grecolatino de Pinoso, impulsado y dirigido por el autor, actor y director escénico Xavier Monzó: una propuesta cultural que aprovecha un entorno de excepción, donde sólo las gradas que acogen a unos doscientos espectadores -la seguridad forestal limita el aforo- son artificiales.

No es el icónico teatro de Mérida, ni el de Sagunto, pero en esta cantera han dialogado ya personajes de los clásicos más clásicos de la cultura mediterránea.

Desde que en 2012 la Antígona creada por Sófocles volvía a desafiar las leyes y la orden de Creonte que impedía sepultar el cadáver de su hermano, se han visto obras del mismo autor como Electra, Edipo rey o Edipo en Colona, y han resonado además, en un espacio de acústica propicia, las voces de los personajes de Eurípides en Medea o Alcestis, la obra representada este año y estrenada hace casi dos milenios y medio. También ante estas piedras fue convocada la huelga de sexo de las mujeres para que los maridos pararan la guerra, concebida por Aristófanes en Lisístrata. No es un listado exhaustivo, y aunque la compañía Yorick Teatre es la anfitriona y representa la obra principal, el Festival cuenta con grupos invitados y una sección joven abierta al teatro de Institutos de secundaria.

Alcestis, de Eurípides

Teatro clásico grecolatino en Pinoso

Con cuatro representaciones, el drama de Alcestis en Tesalia, la mujer que entrega su vida por su esposo Admeto para cumplir una orden divina, rescatada del Hades por un Heracles agradecido por la hospitalidad del viudo sin saber que éste vive horas de duelo -circunstancia que conoce después-, ha destacado en el cartel de esta edición. La fidelidad al original nos permite asistir a una dramaturgia poco habitual por otros parajes, en la que se ha respetado incluso la presencia del coro.

El mito nos conduce inevitablemente a la literatura de todos los tiempos. Y también Pérez Galdós, que consideraba que la mejor recreación clásica era la de Eurípides, escribió la historia introduciendo adaptaciones y anacronías conscientes para modernizarla en el drama Alceste, estrenado en 1914 con María Guerrero como protagonista. Al autor canario, como a todos, le seducía la “abnegación sublime” y “altruismo heroico” del personaje.

JOSÉ FERRÁNDIZ LOZANO

Artículo original: “Teatre grecollatí en la pedrera”, de José Ferrándiz Lozano (suplemento cultural “Arts” del diario El Mundo, 28-7-2017).

 

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: