Humor

Defectos españoles

Sabemos que uno de los defectos españoles es la dificultad para precisar la hora de las citas. La práctica tradicional es conocida: no se queda a las diez, como propondría un suizo, sino de diez a diez y media, naturalmente… Leer más ›

Dalí como obra

Original, imprevisible y uno de los nombres sagrados del siglo XX. De sus obras hay una inagotable, que perdura tanto o más que las otras: Dalí. O sea, él. A la creación de su personaje le dedicó la vida. Por eso cuando en una entrevista se le recordó que de pequeño quería ser Napoleón se apresuró a aclararlo: “Se me pasó enseguida, y sólo quise llegar a ser Dalí”.